La Capitanía 80, oficina 108
Las Condes, Santiago, Chile.

Teléfono:
+56 9 3954 6972

Atención:
24/7

Nuestros Pilares

  • Velamos por la pertinencia del servicio, el debido tratamiento y su duración, para ser socios con el financiador en el cuidado de los costos.
  • Relación cercana con las instituciones en niveles operativos, financieros y médicos, con información periódica médica y financiera, para conocimiento permanente de la evolución y tratamiento de sus pacientes.
  • Servicio cercano, humanizado y cálido, con énfasis en cuidados médicos de distintos niveles de complejidad.
  • La experiencia de cliente de los pacientes y su entorno es nuestra principal prioridad.
  • Equipo de trabajo integral, de calidad y con importante experiencia en salud en ámbitos públicos y privados, y una amplia trayectoria en hospitalización domiciliaria.
  • Nos distingue la utilización de tecnologías de vanguardia para optimizar el cuidado y la recuperación, a través de la transformación digital y el uso de la información.
  • Solución médica con menores costos para el paciente y el asegurador, logrando la óptima relación calidad – costo.
  • Nuestras alianzas y convenios permiten la entrega de soluciones integrales de salud y asistencia.

Para el asegurador o financiador:

  • Disminución de costos en el tratamiento por valores menores y recuperación más rápida. Mejor eficiencia y eficacia.
  • Mejor acceso en tiempo y forma a información, tratamiento y evolución del paciente.
  • Directa relación con prestador en la atención del paciente y la contención de costos.

Para el prestador clínica y hospital:

  • Mejora de eficiencia de sus recursos, al desocupar más rápido instalaciones menos rentables y liberación para otras prestaciones.
  • Aumento en rotación y disponibilidad de camas, y reducción de estancias innecesarias.
  • Mejora de sus servicios a pacientes de mayor complejidad o que requieren necesariamente hospitalización tradicional.
  • Fortalece el funcionamiento de la red pública hospitalaria y mejora sus tiempos y calidad de atención. Disminuye la congestión hospitalaria.
  • Permite un mejor y mayor cumplimiento de las indicaciones.