La prevención y el debido cuidado, la responsabilidad de la persona por su salud, evitando situaciones criticas de urgencia, y en general la necesidad de curación.