No se mueve de su casa, por lo tanto, no altera las actividades ni la economía del grupo familiar.